Blog
+REBECA
Rebeca Tabernas

¿Cómo contarte brevemente quíen soy? Soy Rebeca, una mujer imaginativa, disciplinada, muy inquieta y tremendamente paciente. Amante de la decoración, la moda y la gastronomía. Mi pasión, los detalles; mi reto, que tus sueños se hagan realidad. Me encantan las ideas imposibles y las experiencias únicas. ¿Quieres conocerme? Yo estaré encantada de hacerlo.

PUBLICADO POR Rebeca Tabernas EL 20 de julio del 2020 / 0 COMENTARIOS
Recupera la ilusión por tu boda

¿Tienes que aplazar tu boda o no sabes si vas a poder celebrarla?

La organización de una boda requiere entre seis meses y un año de preparación, es el tiempo estimado que dedican las parejas españolas a realizar todos los preparativos de una boda.

Sabemos que esta situación puede “aguarnos la fiesta” e impedirnos celebrar nuestra boda este año. Pero, vamos a darle la vuelta por completo a este pensamiento y convertirlo en una forma de alargar la boda de nuestros sueños. Tenemos que ser optimistas y disfrutar al máximo de la preparación de la boda perfecta.

Sabemos que es complicado porque ya teníamos una fecha y un día soñado, pero ¿por qué no vivir al día y disfrutar de este tiempo extra para organizar el evento y que cada detalle sea perfecto?

El día de la boda pasa muy rápido, así que, disfruta el momento presente, el tiempo del compromiso, el tiempo libre para soñar junto a tu pareja y valorar la felicidad de estar juntos y del paso que vais a dar. El tiempo pasado merecerá la pena porque el resultado será justo el que vosotros estáis deseando.

Desde Rebeca Tabernas queremos mandarte un mensaje de tranquilidad. Queremos que disfrutes del día más especial de tu vida junto a tu familia y amigos, y que se convierta en un momento único e inolvidable.

Debido a la situación actual muchas parejas se han visto obligas a aplazar su boda, sabemos que este escenario puede provocar mayor estrés y tristeza especialmente para los protagonistas, los novios, que con tanto mimo y cariño preparan este día.

Pero, ¡que no cunda el pánico! No está todo perdido, ni mucho menos. Vais a celebrar vuestro gran día con más ganas que nunca y con todos los ingredientes necesarios para lograr un recuerdo que, tanto vosotros como vuestros invitados, no podréis olvidar.

En este momento, queremos hacer una especial mención de agradecimiento a todas las personas que habéis confiado en nosotras, y os habéis encontrado con una situación que ninguno imaginaba vivir. Habéis demostrado que esto solo es un pequeño margen extra en el tiempo y es un placer encontrar personas con tanta calidad humana, que hayan sabido encajar esta situación y superarla junto a nosotras con más ganas y energía que nunca.

Vamos a explicarte cómo es nuestro trabajo, paso a paso, para disfrutar de este proceso que tanto nos gusta y que tanta felicidad nos aporta.

Tener a tu lado una persona experta en bodas es sinónimo de tranquilidad, de calma y de una buena realización de todas las gestiones necesarias.

Siguiendo estos pasos retomaremos el proceso de organización de nuestra boda

Fecha del enlace, lugar de celebración y proveedores

Determinar la nueva fecha de tu enlace es el primer paso que debemos fijar. Debes tener en cuenta que tiene que ser una fecha que os guste y con la que os sintáis cómodos para realizar vuestra boda.

El lugar de celebración es clave, conocer la disponibilidad de la finca o iglesia donde daréis el  sí, quiero.

Además, debemos tener en cuenta la disponibilidad de nuestros proveedores. Todos unidos conseguiremos sacar adelante este día tan especial y saldremos victoriosos ante esta situación imprevista.

Tu wedding planner se encargará de contactar con todos ellos para cuadrar la nueva fecha y que todo encaje a la perfección, todos queremos solucionar esta situación lo antes posible, y queremos agradecer el esfuerzo y la disposición de todos aquellos que hacen posible esta celebración y, que, con tanto amor desempañan su trabajo y desean, al igual que nosotros, la felicidad absoluta de nuestros novios.

Catering, decoración, dj, fotógrafo… es el siguiente paso a seguir

Mantener la ilusión de los novios es nuestro principal objetivo. Cada boda es única y especial sin importar la fecha, porque lo realmente importante siempre va a estar en ese día lleno de emociones, de sentimientos y sobre todo de mucho amor. Disfrutar con la gente que más quieres y dar el paso de compartir tu vida con tu pareja. No se nos ocurre un momento más mágico y feliz.

Todos están haciendo lo imposible por cuadrar fechas y realizar más trabajo del habitual. Por ello, nosotros debemos adaptarnos a las nuevas circunstancias y replantearnos el día de celebración de la boda. Para conseguir festejar la boda tenemos que contemplar la posibilidad de celebrarla en días menos habituales como el viernes o domingo que están menos solicitados y en los que podemos disfrutar igual .

 Es un proceso en el que debes abrir tu mente a nuevas opciones y, así, poder ampliar las posibilidades de celebrar tu boda en la época y el momento que más te guste.

El vestido de la novia

Es una de las mayores preocupaciones de las novias. Tu vestido, toma su forma final cuando se acerca la fecha de la boda, se ultiman los detalles y se obtiene el resultado con el que siempre has soñado.

Con este cambio de planes inesperado, los diseñadores y modistos, ponen todo su conocimiento e ingenio para adaptar tu vestido a la nueva fecha: añadir un abrigo, chaleco, mangas… supone realizar retoques de tu idea inicial pero seguro que el resultado es espectacular.

Nos gusta hacer hincapié en la importancia de tener claro que una boda aplazada no es una boda cancelada. Con este tiempo en el que hemos podido reflexionar valoramos de manera diferente estar sanos y poder disfrutar de nuestros seres queridos en las mejores condiciones y disfrutar de ellos sin preocupaciones.

Viaje de novios

La luna de miel se ha visto también aplazada  y tendremos que adaptarla a la nueva fecha elegida. Se trata de uno de los momentos más esperados por los novios, que desean viajar al lugar que siempre han soñado y es su momento para relajarse después de mucho tiempo de preparativos y nervios.

Con el cambio de fecha de la boda también debemos modificar la fecha de nuestra luna de miel para poder disfrutar de ella sin preocupaciones y vivirla al 100%.

¿Qué sacamos en positivo de esta situación?

Aunque en el momento de aplazar un día tan importante no encontramos ninguna motivación en una situación como la que nos ha tocado vivir, podemos estar seguras que estarás de acuerdo con nosotras:

Hemos aprendido a valorar el tiempo, la salud, a ir despacio, a adaptarnos a las circunstancias… nosotras estamos para apoyaros y para levantaros el ánimo y recordaros que simplemente es algo que se alarga unos meses en el tiempo, nada más. Para poder disfrutar de manera plena de vuestro día sin ningún contratiempo ni preocupación.

Manteniendo la calma y confiando siempre en aquellas personas expertas en bodas, que te guiarán en cada paso y encontrarán la solución perfecta en cada momento. Debemos vivir día a día aprovechando cada instante al máximo sin dejarnos llevar por las prisas y el nerviosisimo.

Vamos a conservar y elevar los ánimos hasta el infinito para que el día de nuestra boda tanto vosotros como vuestros invitados puedan disfrutar el doble, después de un tiempo esperando este momento. Lo bueno a veces se hace esperar, y, en este caso, será lo mejor.

 

Etiquetas: , , ,

Comentarios
Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies