¿Necesitas ayuda con la pedida de mano?


Una boda, no solo es un día, es un maravilloso viaje que comienza con la propuesta de matrimonio. Muchos novios optan por comprometerse con su pareja de modo sencillo e íntimo pero cada vez se da más importancia a este acto. Actualmente, pedirle la mano a tu pareja se puede considerar un pequeño evento y puede que quieras contar con la ayuda de un profesional para organizarlo. Si quieres planear una pedida diferente, romántica e inolvidable, desde + Bodas X Rebeca Tabernas te ayudaremos a conseguirlo.

Existen infinitas posibilidades, pero lo más importante es que sea un momento memorable, ya sea una gran demostración de amor o algo más discreto. Queremos recordar que, aunque tradicionalmente es el hombre el que propone matrimonio a su pareja, hoy en día cada vez más mujeres son las que clavan la rodilla y se atreven a dar el paso. A continuación, vamos a repasar todo lo que tenemos que tener en cuenta para hacer la pedida de tus sueños realidad.

Dónde y cuándo

Tanto el lugar como el momento se deben de pensar y de elegir con cuidado.  Depende de cómo sea tu pareja querrás que la pedida tenga lugar en un sitio público o privado. Una de las opciones más elegidas por las parejas es dar el paso en un restaurante ya sea con más gente o habiendo reservado el restaurante en exclusiva para la pedida.

Otra de las opciones más populares hoy en día, es realizar esa pregunta que te cambiará la vida en un entorno natural. Estar rodeado de belleza natural aporta a la pedida un extra que no se puede contratar o comprar. ¿Qué te parece pasar un fin de semana romántico en la montaña y proponerle matrimonio? Si eres más de playa que de montaña una pedida en una cala pequeña e íntima es igual de bonita.

Finalmente te comentamos un lugar que por ser tan obvio a lo pasamos por alto, vuestra propia casa. Tradicionalmente se pedía la mano de la novia en casa, con la familia de ella, ahora puedes seguir la tradición o puedes preparar una sorpresa y vivir ese momento en la más discreta intimidad.

Una vez tengas dónde y cuándo decidido te recomendamos generar algo de suspense. Crear un escenario que le dé alguna pista de lo que va a pasar, como un camino de velas o un ramo de flores. Aunque te adelantamos que como ocurrirá todo tan rápido, no les dará tiempo a procesarlo antes de que les hagas la gran pregunta.

¿Quién está invitado?

Si sois muy familiares puede que desees invitar a tus seres queridos y miembros más cercanos de tu familia para que presencien y sean parte de este recuerdo tan bonito. En este caso puede que quieras preparar unas invitaciones para asegurarte de que todos estarán a la hora y en el sitio correcto. De este modo también puedes dar detalles y cerciorarte de que todos se acuerden de guardar el secreto.

Otra cuestión que debes plantearte es si quieres contratar a un fotógrafo o videógrafo que inmortalice el momento. Seguro que en un futuro agradecerás tener un recuerdo físico del día en que decidisteis dar el paso y empezar una nueva etapa.

 Ya ha dicho que sí ¿Ahora qué?

Cuando ya esté colocado el anillo, habrán desaparecido los nervios y es hora de divertirse. Prepara una cena o una comida deliciosa, quizá su favorita. Puede ser algo casero o de ese restaurante donde solíais ir juntos. Después de cenar podéis pasar una noche dedicada a celebrar vuestro compromiso bailando y festejando vuestro amor. No te olvides al día siguiente de dar la gran noticia a todos tus seres queridos.

Existen mil formas de pedir matrimonio a tu pareja, pero la más acertada será aquella que sea personal y fiel a vosotros mismos y a vuestra historia de amor. Nos encantaría saber cómo fue la propuesta de matrimonio que tuvisteis, dejadnos en comentarios vuestra experiencia.

Síguenos en Instagram


© Más Bodas, por Rebeca Tabernas. All rights reserved . Desarrollo por Marketing Digital Jiménez Carbó.